20 de enero de 2015

el amor en los tiempos del ébola

oníricos somos y en la Feria de Abril nos encontraremos, le dijo el bolígrafo del psicoanalista a un caracol con peineta.

22 de abril de 2014

¡oh amada mía!

¡oh hija de puta!
a veces me pongo epistolar y releo con nostalgia las cartas del pasado.
o bien sueño que me despierto empapado en sellos antiguos, y después los meto en un sobre, en el buzón, en los bajos de aquel pantalón amarillo que le quitabas al cartero cuando yo me iba al trabajo.
¡oh amada mía!
¡oh hija de puta!

25 de marzo de 2014

las consecuencias de la ley Gallardón en el país de las maravillas

[...] el bebé Hipócrito, emparedado a los 3 meses de nacer por la pobre niña Carolina, se levanta muy temprano para acudir, pulcro y repeinado, a garabatear con su punzón en la conciencia de la madre.
se dice de él que es un cadáver exquisito, y muy decente; que nada tiene que ver con los antiguos abortos rojos (y peludos) que mancillaban con pancartas y protestas el honor de las familias.

12 de septiembre de 2012

los desayunos de Juan Luis

¡ojalá que llueva café en el campo, para poder bailar bajo la lluvia y de paso mojar unas galletas!

12 de julio de 2012

de onomásticas inventadas con orégano

a la pura ansia de comer algunos la llaman hambre y a las pastillas de Avecrem porciones de caldo seco.
ni que imaginarme quiero cómo me llamarán a mí cuando me vean asomarme a la ventana.

18 de junio de 2012

el flautista de Berlín

el vicepresidente de la Gran Fábrica Europea de Peonzas Hipnóticas declaró ayer en Tapacubos de Prensa que la única opción realista que existe en la actualidad para salir de la crisis consiste en la inversión de grandes cantidades de dinero para la fabricación de cientos de miles de estos objetos giratorios.
las razones que dio no tenían ningún sentido pero, inexplicablemente, todo el mundo le creía mientras pronunciaba su discurso con uno de sus productos bailándole en la mano.

15 de mayo de 2012

el simio y la luna

hoy me he vuelto a abrir las venas y adivina lo que había dentro: una pandereta con espinas, litros de horchata, una bota y un botón.
hoy me he vuelto a inagurar las penas, las branquias y una botella de Anís del Mono.
¿conclusión?
Darwin era virgen pero con vocación de prostituta.

13 de abril de 2012

el camaleón sinestésico

[...] en ciertas ocasiones, me encuentro con la mosca que hay detrás de la oreja (lo sé porque la veo) y oigo mariposas dentro del estómago, pero luego resulta que el amor tan solo es una indigestión de larvas vivas.
y lo flipo en colores con las cosas que me ocurren, colgado boca abajo de esta deliciosa ramita de mandrágora.