1 de marzo de 2010

de economía doméstica

antes me solía preguntar cuánto cuesta subir una cuesta,
y si te devuelven el dinero al llegar arriba.
ahora, ya sé que no.
por eso he dejado de utilizar el verbo "soler", que apenas sale rentable, y he empezado a comer mejillones, que son más baratos.

No hay comentarios: