23 de marzo de 2010

tratado de genética y seguridad social

si picamos cuarto y mitad de lengua-metralleta y lo esparcimos por un centro de alto rendimiento con sensores de ácido, cuando entren los oráculos semi-erguidos leyendo el pasado tendremos la combinación perfecta entre kiwi y ambulatorio.

No hay comentarios: