1 de marzo de 2010

la fascinante historia de Ramiro Alcántara

aquella mañana, Ramiro Alcántara se fue a trabajar a las 07:23 como cada martes laborable, y como siempre, dobló la llave y pasó junto al taller de la esquina, no reparando su coche en él.
sin embargo, aquella trágica mañana, sucedió algo que cambiaría para siempre el transcurso de su vida: en el suelo, junto a un escupitajo, encontró un sobre en el que se podía leer su nombre; resultó ser una carta de su hijo nonato advirtiéndole de la escalada de precios en el mercado de pañales y de la inconveniencia de continuar con la operación. como consecuencia, Ramiro Alcántara se mudó a una comuna hippie con su perro Tolo.
actualmente, sobrevive como soldado de fortuna, si usted tiene algún problema y se lo encuentra, quizá pueda contratarlo.

No hay comentarios: