30 de marzo de 2010

movimiento helicoidal de un objeto inanimado que no es una hélice

visto lo visto, no me extraña que la rabiosa actualidad esté harta, pero harta de que se la compare con el hijo de la Thyssen, que va de listo tragándoselo todo, y desvelando las mentiras futuristas de sus amigos, los carteles luminosos de Picadilly Circus, que se piensan que nos van a engañar a todos con su historia del quinqué.
acabáramos.

No hay comentarios: