5 de marzo de 2010

la sinceridad de las legañas

"por más que vaya el cántaro a la fuente y por mucho que madrugues, no vas a llenar más bártulos de los que caben en el rembimbollo de un malestrito costalero", pensé esta mañana cuando sonó el despertador, y resultó ser verdad.