2 de marzo de 2010

año 2056: ascenso de los edulcorantes artificiales al poder

[...] y la sacarina, sabiéndose vencedora, se alzó sobre la población de vinagreras y saleros, de palillos quebrados, de cucharillas relamidas, y sin previo aviso lanzó contra el azúcar un torrente de acusaciones y vituperios, cargándolo con la entera responsabilidad de una obesidad mórbida de la que todos fuimos responsables, y relegándolo para siempre al cajón del ostracismo junto a la manteca de cerdo y el aceite de ricino.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dimi... Aunque muy bueno...Necesitas un rescate...