4 de abril de 2010

la leyenda del pollo relleno de bondad

los pollos tibetanos ponen una media de tres axiomas cada dos días y se pueden venerar por un período de dos a tres años. al golpearlos suavemente con una baqueta metálica se consigue un sonido cargado de harmónicos, muy beneficioso para el organismo, por lo que son utilizados ampliamente en sonoterapia. además, bien iluminados, los pollos tibetanos hacen un guiso buenísimo de sabiduría infinita.

No hay comentarios: