17 de abril de 2010

el prospecto del azogue

los trenes son cápsulas encadenadas que curan la nostalgia de lo que no se ha visto;
el ir y venir de un lado para otro puede aliviar algunos de los síntomas provocados por la vida sedentaria;
y no olvidemos que ciertos monociclos, bien engrasados, previenen el desencanto de las cosas sencillas, como la manzanilla previene las indigestiones del alma.
no obstante, en caso de reacción adversa acuda al aeropuerto sin demora.

No hay comentarios: