29 de abril de 2010

el pupilo de oro

si los oculistas comieran por los ojos, los trabajadores tuertos serían una especie de sofrito laboral.

No hay comentarios: