1 de abril de 2010

declaración en el Juzgado Delopenar (asuntos contables)

le juro, señor juez, que fue en defensa propia. yo me encontraba, tranquilamente, haciendo unas raíces cuadradas, y de repente, un soneto de versos endecasílabos me sobrevino por sor(presa). como comprenderá, no tuve más opción que asestarle un golpe con el cartapacio donde guardo las nóminas y facturas de la luz.

No hay comentarios: