1 de abril de 2010

papel del folklore en las comunidades de vecinos

el folklore es un ruido que, debidamente organizado, provoca el deleite de los sentidos, el alivio de los afligidos y el consumo masivo de estimulantes en las noches ibicencas. también lo practican los de la tuna, y por supuesto, los que -por ser arrítmicos- ven en su cadencia el sustituto natural para el timbal interno, manejando el ritmo de las cuotas mensuales con la precisión de un cardo cuco.
para algunos, el folklore tiene incluso propiedades relajantes, sobre todo al añadirle comprimidos de Orfidal.

No hay comentarios: