4 de abril de 2010

si no tienes ni pies ni cabeza

si no tienes ni pies ni cabeza, te puedes calentar la sopa en el bidé o ducharte con las sobras del cocido, que a nadie le va a resultar extraño.
¡qué fácil es la vida cuando no tienes ni pies ni cabeza!

No hay comentarios: