30 de mayo de 2010

las ambiciones humanas

las ambiciones humanas pueden adoptar infinitas y variadas formas, desde enormes ganancias en la bolsa de Nueva York hasta gloriosas tardes de rejoneo en Las Ventas.
en mi caso, la mayor de mis ambiciones es la de cocinar el estofado más grande del mundo, y luego bañarme dentro disfrazado de guindilla (pero eso es otra historia).

No hay comentarios: