11 de mayo de 2010

el metafísico y su condena

no habiéndose dado jamás el caso de una abstracción ajena en su totalidad a la realidad física, concluyo que, para ser abstracto, me falta el objeto mágico que le dé soporte a mis ideas, como las mentiras le dan soporte a las verdades, o las columnas de humo a los castillos de arena.

No hay comentarios: