19 de mayo de 2010

el museo de cera

en cierta ocasión me enkaré con un judoca porque mi maestro, el señor Miyagi, me aconsejó: "enkárate, kid".
sin embargo, la broma me salió tan kara que aún sigo puliendo cera.

No hay comentarios: