19 de mayo de 2010

últimos avances en el tratamiento de la esquizofrenia

hoy, en un ataque de coherencia, me he creado a mí mismo una auto-clave de acceso personal, para evitar que los karatekas del hospital me lean el pensamiento.
la auto-calve está compuesta por 1000 dígitos y dispone de un sistema de cortafuegos, a prueba de introspección, que neutraliza los intentos de asalto de los ninjas de la mente.

No hay comentarios: