13 de octubre de 2010

reminiscencias de la niñez

el olor a hierba fresca y la suave brisa de la tarde me recordaron a mi infancia en la casa de campo, pero seguí rascándome los huevos, como si nada.