7 de junio de 2010

el pequeño Sebastián

[...] un floripondio me compré y le di de beber Coca Cola y aspirinas hasta que se puso gordito y peludo, como un gladiolo persa.
me han dicho que es muy bueno sacarlo a pasear durante todo el solsticio de verano, para que se relaje y deje de sudar cafeína.

No hay comentarios: