1 de marzo de 2010

el náufrago bilingüe y sus problemas con la lengua

recuerdo que llegamos a esta isla por razones de otra lengua,
sólo que ahora tú estás en otra isla, que tiene dos lenguas,
y yo aquí, con mi lengua aislada… ¡y no me tires más de la isla!

¡gracias tupido púvico!

como el mismo título sugiere, no voy a escribir nada más que le pueda robar protagonismo.
(y pelillos a la mar)

el segundo advenimiento marxista

la revuelta comenzó en el emplazamiento moscovita de Milano Prada. los dueños de las mansiones, cansados de su nuevo estatus, se rebelaron contra la masa de zapateros remendones. les siguió el colectivo de esposas de banqueros bolivianos, que aprovecharon el desconcierto para infiltrarse en supermercados de barrio y provocar el pánico entre las marujas normales.
el resto de las clases pudientes se organizaron en milicias, con sede en distintas salas V.I.P. de los aeropuertos y discotecas de la capital.
pasadas varias horas, la casi totalidad de los suburbios y polígonos del país estaban controlados por diversos grupos de snobs, que se bebían el caldillo de las olivas y aparentaban leer el New York Times.

de economía doméstica

antes me solía preguntar cuánto cuesta subir una cuesta,
y si te devuelven el dinero al llegar arriba.
ahora, ya sé que no.
por eso he dejado de utilizar el verbo "soler", que apenas sale rentable, y he empezado a comer mejillones, que son más baratos.

la fascinante historia de Ramiro Alcántara

aquella mañana, Ramiro Alcántara se fue a trabajar a las 07:23 como cada martes laborable, y como siempre, dobló la llave y pasó junto al taller de la esquina, no reparando su coche en él.
sin embargo, aquella trágica mañana, sucedió algo que cambiaría para siempre el transcurso de su vida: en el suelo, junto a un escupitajo, encontró un sobre en el que se podía leer su nombre; resultó ser una carta de su hijo nonato advirtiéndole de la escalada de precios en el mercado de pañales y de la inconveniencia de continuar con la operación. como consecuencia, Ramiro Alcántara se mudó a una comuna hippie con su perro Tolo.
actualmente, sobrevive como soldado de fortuna, si usted tiene algún problema y se lo encuentra, quizá pueda contratarlo.