4 de abril de 2010

consecuencias sociales de las cáscaras de los plátanos que no se venden

tras la escalada vertiginosa en el índice de peces al consumo, la inflación alcanzó su nivel más alto de la última década, con el consecuente remonte de la tarifa del Concorde. se prevé, por lo tanto, una caída muy fuerte en el mercado de abastos provocada por las cáscaras de los plátanos que no se venden.

si no tienes ni pies ni cabeza

si no tienes ni pies ni cabeza, te puedes calentar la sopa en el bidé o ducharte con las sobras del cocido, que a nadie le va a resultar extraño.
¡qué fácil es la vida cuando no tienes ni pies ni cabeza!

homenaje a Antonio Lucena alias "El Cobra"

no sé si lo que voy a decir es lo que voy a decir o es, exactamente, todo lo contrario.

las 12 del patíbulo

si me pidieses una lista con las 12 palabras más evocadoras de mi repertorio sin duda te daría ésta:
"ranura", "cartapacio", "monserga", "Espidifén", "solitono", "vívido", "espasmillo", "trompetista", "decadente", "culibajo", "violonchelo" y "zascandil".
pero si me la volvieses a pedir por segunda vez, te daría otra lista totalmente diferente a la primera, y así, sucesivamente, hasta que me pegara un infarto léxico.

la leyenda del pollo relleno de bondad

los pollos tibetanos ponen una media de tres axiomas cada dos días y se pueden venerar por un período de dos a tres años. al golpearlos suavemente con una baqueta metálica se consigue un sonido cargado de harmónicos, muy beneficioso para el organismo, por lo que son utilizados ampliamente en sonoterapia. además, bien iluminados, los pollos tibetanos hacen un guiso buenísimo de sabiduría infinita.