12 de abril de 2010

el camino errante de la felicidad

ya va para 10 años que decidí escupir la medicación, escaparme del hospital y echar a andar sin rumbo fijo. desde entonces, no ha habido ni un solo momento de mi vida en el que haya deseado curarme de mi complejo turístico.
firmado,
El Autoestopista.