22 de abril de 2010

Picadilly al Albahicín

según un señor con corbata, los cristales con tomate constituyen uno de los principales peligros de las tabernas granadinas.
al parecer, si el vidrio está muy triturado, existe la posibilidad de ingerirlo accidentalmente, lo que provocaría estrías en el tracto digestivo, o incluso, un jarrón en el estómago, que tendría un efecto inhibitorio sobre la absorción de líquidos.
en el peor de los casos -el segundo- lo mejor es comerse un puñado de flores silvestres y beber mucha agua. así, las flores salen por la boca y el jarrón revienta por la presión de las raíces.