29 de abril de 2010

pseudo-eufemismos de anatomía botánica

(léase: Clasificación de hongos y otras plantas de los pies)

alucinaciones gramaticales y seguridad vial

mi problema con el melocotón en almíbar ha derivado en una fijación obsesiva con ciertos puntos suspensivos y espacios en blanco dentro de la oración.
éstos no son peligrosos cuando se manifiestan en forma de parada gramaticosa, pero en el caso de que den el salto desde plano temporal (ej: pausas en la frase) hasta el plano espacial (ej: semáforos en rojo) pueden provocar colisiones en cadena.
supongo que no hace falta que diga que, si vas conduciendo por la autovía y se te planta un semáforo en rojo en mitad de la calzada, lo último que se te pasa por la cabeza es consultar el Diccionario de Gramática de María Moliner.

la naturaleza extraña de la luz

aquellos espejos enfrentados, que no paraban de discutir durante la noche, me preguntaron por el reflejo de mi sombra y su referente en el mundo real. a mí me incomodó tanto la pregunta que tuve que esquivarla con unas gafas de sol.

el pupilo de oro

si los oculistas comieran por los ojos, los trabajadores tuertos serían una especie de sofrito laboral.

influencia del estado del bienestar en la compota de manzana

el contemplar a un melón cualquiera girando sobre su propio eje hasta convertirse en una compota de manzana, puede hacernos pensar en las vueltas que da la vida, y en lo fácil que es licuarse, o granizarse si hace frío.