4 de mayo de 2010

el ocaso de los ídolos

el Jinete Pálido, con un pasado de película, se alimenta, casi exclusivamente, de rayos uva con pepitas de Orfidal.
y el viejo Espartaco, borracho de gloria añeja, se come la arena del circo, mientras el pequeño de Los Dalton juega y se divierte con los chicos de su edad.