12 de septiembre de 2010

¿cómo te lo comes?

la experiencia más amarga de mi vida fue la de comerme una e-tapa de cartuchos en su tinta pensando que sería una alternativa económica al menú de la impresora.