28 de septiembre de 2010

greguerías las justas

si Ramón Gómez de la Serna levantara la cabeza seguro que escribiría algo ingenioso, pero como yo no soy Ramón Gómez de la Serna lo único que puedo escribir son términos médicos inventados como, por ejemplo, plexulina del estirpáceo.