12 de octubre de 2010

filosofía de lo cotidiano

el sentido común de las cosas es el sentido contrario a las agujas del reloj, aquel que tienen las personas que han perdido el juicio y el sentido del gusto por las cosas buenas.
el sentido común es el típico personajillo que se resiente u ofende con facilidad, aquel a quien afectan demasiado las cosas que, por lo general, no suelen tener sentido.

el error de diagnóstico que acabó en embargo

el año pasado me enteré de que no me quedaba más que una semana de vida, así que le pedí un préstamo al Banco Santander para poder viajar por el mundo.
a fecha de hoy estoy sano como una manzana, pero vivo entre cartones bajo el puente de Brooklyn.