31 de octubre de 2010

la gran blasfemia pasada por agua

recuerdo que el sacerdote de mi pueblo tuvo un hijo póstumo que acabaría convirtiéndose en monja para poder casarse por la Iglesia y así cumplir el sueño de su padre.
también recuerdo que el día de la boda llovía a cántaros, aunque teniendo en cuenta que el novio era un monaguillo menor de edad y hermafrodita, a nadie le importó mojarse un poco.

Real Decreto Legislativo 44/2012 sobre la propiedad privada a nivel de barrio

cuando el pobre le roba al rico, está contribuyendo de una forma clara y desinteresada a un reparto más equitativo de la riqueza, éste es un hecho innegable que cualquier hijo de vecino debería aceptar sin reservas.
como consecuencia y en virtud de lo anterior, dispongo lo siguiente:
articulo primero y único.
es deber de todo ciudadano el robarle a su vecino exactamente la cantidad correspondiente a la diferencia de cuadrados del valor total reflejado en la esquina inferior derecha de la nómina de ambos, añadiéndole un plus de picaresca en el caso de que un señor disfrazado de Robin Hood se clasifique para la final de la IV Edición Torneo de Petanca de Villanueva del Trabuco, en la provincia de Málaga.