26 de octubre de 2011

así compró Zaratustra en las rebajas

esta mañana he entrado a hurtadillas en una tienda de Zara y he depositado en el suelo del probador cuatro cajas de berberechos azules y una autobiografía del Conde-Duque de Olivares.
después me he dirigido al mostrador vestido de cura anglicano y le he preguntado a la dependienta por el nombre de pila de todos sus abortos negros, incluidos los que se habían vuelto negros tras la lectura de los berberechos y la ingesta del libro.
¿y todo esto para qué? pues no lo sé, pero seguro que a esta hora la muchacha continúa desquiciada por todo lo sucedido, mientras yo, simplemente, me dedico a inventarme este relato.

6 comentarios:

montse dijo...

Eso sí es salir a cazar historias!!!!

Miguelángel Flores dijo...

Es que sólo a ti se te puede ocurrir mezclar berberechos con el de Olivares, si al menos fueran unas olivitas, pero Olivares...
Pobre chica, cuál era?, la rubia? la contraria?. Cosas tienes, Anó.

Anónimo dijo...

bufff

UNA TAPITA POR FAVOR dijo...

un dia estaba caminando por el desierto y me encontre a una criatura arrodillada estaba comiendose su corazon, me acerque y le pregunte, te gusta?, la criatura me respondio es amargo amargo pero me gusta porque es amargo y es mi corazon

Silvestre López Puche dijo...

De los retratos que me miraban,habia uno especialmente extraño,una flor azabache devoraba al espantapajaros que deberia de cuidarle,a su lado,los cuervos y las grajasse reian entre codazos y aleteos nerviosos,al fondo del cuadro,rajando todo lo negro,un gorrion de finos colores degranaba lagrimas de plata...y me miraba,como se mira cuando estas perdido¿sabes esa mirada?Asi era como me miraba.
Un abrazo y felicidades por tu espacio

ABSURDO Y DIESTRO dijo...

Tienes ojos y piernas? Creo que te conozco.
Envíame tu partida de nacimiento a arturo.comas@gmail.com