14 de noviembre de 2011

el Tribunal de Asuntos Internos

[...] aquella noche me desperté de madrugada empapado en una especie de culpa burocrática y (con la toga puesta encima del pijama) me declaré a mí mismo culpable, culpable de ser quien soy, de no haber sabido arrancarme el maldito órgano del juicio que, como ocurre con el bazo, o el Senado, carece de cualquier función que pueda merecer o justificar lo increíblemente elevado de su coste.
menos mal que, al hacerse de día, presenté y gané un recurso de apelación propio, y todo se quedó en un fallo del sistema digestivo y en una fianza de tres padres nuestros con peluca.
poco después, sin más que añadir, me levanté de la sesión.

7 comentarios:

Miguelángel Flores dijo...

Si es que cuando uno se despierta con la toga puesta, ya, tate, algo pasa... Pero la solución no está en arrancarte el organo del juicio, la mejor salida es arrancarte tú mismo del organo y dejarlo ahí solísimo sobre la almohada, a ver qué hace el parásito sin nada que rascar. Tú hazme caso, Anó.

no me toques el bazo ke me conozco dijo...

si tu arrancate el bazo so taliban no se donde habras escuchao ke no sirve para nada, ke cuando veas ke se lo han colocado a algun niño de familia adinerada de islandia te acordaras de tu bazo y lo muchisimo ke lo echas en falta.CONCLUSION, como diria un politico lo mio mio y lo tuyo mio tambien, ke el dia de mañana lo mismo me vale de base para hacer un champu, como la placenta de vaca

BUSF dijo...

somos la asociacion de bazos unidos sin fronteras, lo que va siendo la BUSF, te vamos a hundir la vida revientabazos, cuidadito con nosotros ke tenemos mas peligro ke jesucristo con dos pistolas y una bolsa de pipas sin pelar, la as cagado odiabazos

Lola Sanabria dijo...

No hay juez más severo consigo que uno mismo. Sobre todo cuando nos han inoculado en vena la culpa judeocristiana. También funciona cuando nos queda algo de sentido de la justicia, eso tan denostado ahora.

Abrazos justicieros.

Juan Yanes dijo...

Sencillamente genial, Anónimo. Me quito el cráneo ante usted.

Lolita dijo...

Fíjese usted, que no voy a votar a nadie para el Senado, que lo quiten y pongan un museo o biblioteca, o discoteca o puticlub... algo que produzca beneficios y cree puestos de trabajo y sobretodo, que sirva para algo.

Cuando vuelva a despertarse con la toga puesta, suspenda el juicio y vuelva al sueño.

SANTOS dijo...

las mentes ociosas y sin compromiso son la morada del diablo