25 de marzo de 2014

las consecuencias de la ley Gallardón en el país de las maravillas

[...] el bebé Hipócrito, emparedado a los 3 meses de nacer por la pobre niña Carolina, se levanta muy temprano para acudir, pulcro y repeinado, a garabatear con su punzón en la conciencia de la madre.
se dice de él que es un cadáver exquisito, y muy decente; que nada tiene que ver con los antiguos abortos rojos (y peludos) que mancillaban con pancartas y protestas el honor de las familias.